Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test Drive

Test Drive Nissan Frontier Pro4X: la opción más deportiva

04/10/2022 - Probamos la versión tope de gama de la pick-up fabricada en Córdoba. Confort y estética renovada.

CLAUDIO CAPACE   5 November 2010

TEST DRIVE: Volkswagen Vento 2.0 T FSI A/T

Volkswagen Vento, un familiar en serio

El Vento marca la diferencia en su categoría: se trata de un producto bien construido y concebido. Esta variante naftera 2.0, con 200 CV, exhibe virtudes dinámicas muy interesantes, casi deportivas.

TEST DRIVE: Volkswagen Vento 2.0 T FSI A/T

El Vento se ha convertido en el listón ineludible de su categoría: calidad, prestaciones y equipamiento califican alto –bastante por encima del promedio de su segmento- en un producto que, además, resulta muy agradable desde el plano estético.

Se trata de un auto bien concebido que ha sido construido con un especial esmero en los detalles, con una percepción de calidad propia de autos importados extrazona y un motor naftero 2.0 litros, de 200 CV de potencia, que deja huella en los sentidos.

Por fuera

Su diseño agrada. La trompa es un sector que reafirma su origen 100% Volkswagen: la insignia de la marca y su entrada de aire son sus claros patrones genéticos. Si bien el remate posterior emplea soluciones ya vistas en el Passat; exhibe elegancia y deportividad, que se nutren aún más con la generosa medida de sus neumáticos; las 17 pulgadas de las llantas lo muestran soberbiamente parado.

La última generación del Vento tiene una longitud de 4,55 metros y un ancho de 1,78 metros, por lo que ofrece mucho más espacio y confort que su antecesor, marcando un nuevo precedente en su clase.

Por dentro

Una vez instalado en el puesto más deseado, el conductor encontrará la posición ideal de manejo sin inconveniente alguno: la cantidad de reglajes y la posibilidad de adaptar la postura frente al volante lo hacen inmejorable en su categoría. Destacamos el ajuste lateral y lumbar, además de la posibilidad que tiene el acompañante de regular en altura.

En cuanto a la habitabilidad, cuatro adultos viajan cómodos, pero si agregamos un “quinto elemento” el asunto se complica un poco. El túnel central y la dureza del respaldo deberán ser compensados por la resignación de algunos centímetros de la corredera longitudinal de quien maneja y quien acompaña: recién entonces se empardan los tantos.

El baúl es auténticamente familiar, y promedia un volumen de carga de 527 litros. Abatiendo el respaldo trasero es posible cargar sin problemas objetos de hasta 1,90 m de largo.

Al volante

El volante es del tipo multifunción, tiene tres rayos y un grip muy cómodo de tacto suave. Se pueden manejar los controles del equipo de audio o del control de velocidad crucero de manera intuitiva, sin necesidad de desviar la atención del manejo.

El tablero tiene cuatro cuadrantes y un azul intenso para iluminarlo de noche. La pantalla central, que aloja las funciones de la computadora de a bordo, tiene un tamaño adecuado y es legible al primer golpe de vista. No pasa lo mismo con la doble graduación del cuenta kilómetros, también expresado en millas, que resulta un tanto más confusa.

Equipamiento

A la combinación de asientos de cuero, insonorización, equipo de audio y climatizador de dos vías; se suman las gavetas, porta objetos y guanteras suficientes como para que el total de la familia lleve todos y cada uno de los objetos en un lugar asignado, evitando eventuales pérdidas o inoportunos golpeteos por estar sueltos dentro del habitáculo. Fórmula aprobada para un viaje feliz, más allá del destino.

El equipo de audio, correctamente asistido por ocho parlantes, tiene un buen rendimiento y es de fácil operatoria: no requiere desatender el camino para cambiar el CD o modificar la estación de radio.

Seguridad

El de seguridad es uno de los rubros en los que este Vento marca real diferencia: hablamos de ocho bolsas de aire para proteger todas las plazas, ESP, ABS con ayuda para frenadas de emergencia, control de tracción, anclaje Isofix para asientos de niños, cuatro frenos de disco con un rendimiento inmejorable, cinturones de tres puntos y apoya cabezas para todos los ocupantes.

El corazón

El motor es de 1.984 cc, cuatro cilindros, turbo e intercooler, “respira” a través de 16 válvulas y ya ha sido utilizado por otros modelos como el Audi A4. En el Vento se combina con una transmisión automática de seis velocidades con doble embrague denominada DSG que es una maravilla.

Dinámicamente, su desempeño es un lujo. Es un auto que viaja bien plantado, otorgando seguridad y una sensación de dominio absoluto. Dobla sin vicios, obedece al conductor, y a la hora de frenar no deja lugar a dudas. Su chasis ha sido muy bien concebido y aprovecha las virtudes de un motor que empuja de manera clara, sin renuncios, y que es soberano cuando se hunde el pie derecho. Se trata de 200 CV de potencia que se expresan pletóricos entre las 5.100 y 6.000 rpm.

Familiar y deportivo

Este Vento es capaz de ofrecer un andar muy relajado como el de cualquier transmisión automática… o un tacto definitivamente deportivo en el uso manual a través de las levas. Se trata sin lugar a dudas, de la mejor opción de su categoría en este sentido.

Parado en la pista del autódromo porteño, se despoja del ropaje familiar y adquiere características propias de un auto mucho más radical, casi deportivo. La caja DSG hace gala de sus virtudes y, en el programa Sport, extrae lo mejor en cada momento. El manejo secuencial manual ofrece una conducción más rápida y precisa; en este caso el doble embrague de gestión electrónica se convierte en una virtud digna de ostentación. Incomparable.

Prestaciones

En ciudad, la dirección de asistencia eléctrica es un aliado en las horas pico y permite moverlo sin ningún tipo de esfuerzo. La generosidad del torque -280 Nm entre 1.800 y 5.000 rpm- permite una marcha muy relajada. Las suspensiones absorben con total solidez (incluso los cráteres menos benévolos que nos ofrece la ciudad) y dan la idea de tener un vehículo absolutamente confiable.
En la autopista se muestra seguro, firme y sin titubeos.

Estamos frente a un chasis que fue preparado para albergar potencias mayores, y eso se nota. Su velocidad máxima es de 230 km/h y emplea sólo 7,6 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Registra un consumo en ciudad de 12 litros cada 100 km en tanto que en ruta, sin pasar las velocidades legales, está en el orden de los 8,8 litros cada 100 km.

Precios

El Volkswagen Vento se ubica en el tope del segmento al que pertenece: no es barato… pero vale cada centavo. La gama arranca con el 2.5 Advance a un precio de $ 114.788, sigue con este 2.0 Sportline a $ 149.916 y cierran la oferta los diesel 1.9 TDI Advance ($ 142.166) y el 2.0 TDI Sportline ($ 154.952).

La única crítica, en este sentido, es que la marca alemana ofrece una garantía de dos años sin límites de kilómetros que queda algo acotada frente a los rivales de su categoría.