Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test drive

Test drive Peugeot 3008: comodidad y elegancia

22/06/2022 - La última generación del SUV llega con pocos cambios estéticos, pero claves para modernizarlo. Probamos la versión GT Pack HDI Tiptronic.

CLAUDIO CAPACE   14 October 2010

TEST DRIVE: Fiat Strada Trekking 1.3 Multijet

La Strada diesel ofrece potencia y rendimiento

La Strada Multijet amplía el abanico de posibilidades para los usuarios locales: se trata de la primera pick up diesel en su categoría. Cuenta con un motor de última generación e impecable rendimiento

TEST DRIVE: Fiat Strada Trekking 1.3 Multijet

En nuestro país, la familia Fiat presenta un abanico amplio y sin fisuras en lo que respecta a utilitarios livianos: las múltiples variantes de la Strada, por caso, convierten a la marca en el referente a mirar y a imitar.

La versión que probamos, equipada con el motor MultiJet 1.3 litros es, por el momento, la única pick up diesel en su categoría. Y recientemente se presentó también la Strada Adventure de doble cabina equipada con el nuevo naftero E.TorQ, completando una gama realmente variada y atractiva.

Con estas nuevas variantes, Fiat Argentina ofrece diferentes opciones ideadas para satisfacer las demandas, cada vez más exigentes, de un mercado de trabajo en constante crecimiento… al menos en Brasil, donde este segmento representa un porcentual de ventas realmente llamativo.

La pregunta, que toma fuerza con la pronta llegada de la nueva Volkswagen Saveiro y la recientemente presentada Chevrolet Montana, cae de madura: ¿repetirá Argentina la tendencia que se verifica en el país vecino?

Por fuera

El diseño de la Strada conserva una estética que sienta bien: no tiene nada innovador ni revolucionario, pero no podría pretenderse más en un vehículo de estas características. Lleva de manera integral y homogénea su largo de 4.409 mm y ancho de 1.350 mm con una caja de 1.472 mm de longitud… lo que no es poco. En el modelo que testeamos, el cobertor de caja y la pintura metalizada figuran como opcionales.

Por dentro

En su interior, todo puede llamarse al orden: tiene suficientes portaobjetos como para que cada cosa vaya en su lugar, sin dejar elementos sueltos. La calidad de los materiales, si bien no escapa al promedio del segmento, merecería una actualización.

Equipamiento de confort...

Esta versión de la Strada cuenta con aire acondicionado, dirección asistida, levantavidrios eléctricos, cierre de puertas automático y centralizado, llantas de aleación, barra porta equipaje, luces antiniebla delanteras, paragolpes color carrocería, tercera luz de stop, sistema "follow me" y equipo de audio Sony con CD, radio con MP3, entrada auxiliar y control remoto que -a pesar de las teclas diminutas- aporta modernidad.

… y de seguridad

El equipamiento de seguridad, en contraste, es algo esmirriado: el ABS, los cinturones de seguridad con pretensores y el doble airbag son opcionales.

Al volante

La posición de manejo nos deja algunas dudas: la marca escoge unos asientos de espuma de una densidad relativamente alta que hacen perder algunos minutos hasta ubicar el punto exacto. Pero, con una cuota de paciencia, se logra.

La visibilidad trasera no es óptima: si bien quisiéramos que se mejore, también es cierto que las dos barras protectoras que acotan el campo visual del conductor resultan necesarias para evitar que la carga golpee contra la luneta.

Una computadora asiste al clásico tablero para verificar que todo marche como debe y reafirmar lo poco que pide este motor.

Motor y prestaciones

Desarrollado por Fiat PowerTrain Technologies (FPT), el impulsor turbodiésel de 16 válvulas, de segunda generación entre los motores Common rail (el mismo que desde hace un tiempo equipa al Punto MultiJet), se caracteriza por sus dimensiones acotadas, su bajo consumo de combustible, sus excelentes prestaciones y su potencia tenaz: ofrece 87 CV a 4.000 rpm y posee un par motor de 200 Nm a 1.750 rpm.

Rendimiento, potencia y confiabilidad son sus principales atributos. Este motor se combina con una tracción delantera y una caja manual de cinco marchas de accionamiento no muy preciso.

Las cifras hablan a las claras sobre el rendimiento de este vehículo: tiene una velocidad máxima de 156 km/h y, descargada lógicamente, es capaz de acelerar de 0 a 100 km en poquito más de 15 segundos.

Pero lo que más se destaca es su consumo: en ciudad nos permitió obtener un rendimiento de 6,3 litros cada 100 km; en tanto a 130 km/h “pide” muy poquito: 5,1 litros cada 100 km, lo que le otorga una autonomía de 900 km totales. Muy bien. Cargada, el consumo en ciudad se incrementa no más allá de un 20%.

A la hora de medir los reprises con la caja vacía (capacidad de recuperar velocidad desde cambios altos), el motor dio muestras de sus bríos: en cuarta marcha, permitió aumentar la velocidad de 80 a 120 km en poco más de 12 segundos.

Cuestión de carga

Si miramos al sector trasero, veremos que esta Strada tiene una superficie de carga 2,4 m2 sobre la que se pueden montar unos 685 kg. Gracias a sus dimensiones exteriores, permite subir y bajar un “palet” (medida universal de carga para las pymes) con total soltura.

Una vez excedida la tara de los 600 kg, las suspensiones están un poco más limitadas, como es lógico, y la trompa muestra una tendencia a un menor apoyo, pero aún así responde con buena solidez, siempre y cuando se la conduzca con la premura del caso. Un dato para tener en cuenta es que la capacidad de frenada se resiente, y requiere un poco más de atención.

Incluso con menos de 1.800 rpm el torque presenta una respuesta lógica, como para -con más de 500 kg en la caja- poder movernos con mucha soltura en la ciudad. Forzarla a más de 4.000 rpm es un sinsentido: el motor no ofrece respuesta válida a tamaña demanda.

Los precios de la gama

La versión Working de cabina simple con motor naftero 1.4 (también de 87 CV) se ubica en $ 48.400 (con aire acondicionado, $ 50.450). La variante Trekking con el mismo motor arranca en $ 55.700 (con pack seguridad como opcional).

Las Trekking Multijet conforman el siguiente combo: con cabina simple $ 63.300 (con aire acondicionado, $ 65.200 y con pack de seguridad, $ 68.490). Entre las cabinas extendidas, la base se encuentra a $ 69.700. Esta versión full que probamos se ofrece por el módico precio de $ 72.290.

Las versiones Adventure, en el tope de la gama y con los nuevos motores E-TorQ 1.6 arrancan en $ 63.100 (con pack seguridad, $ 65.890), mientras la full equipment se ofrece a $ 68.990. La marca propone los siguientes opcionales para la gama: techo solar ($ 1.400), diferencial Locker para la Adventure ($ 2.420) y lona marítima ($ 740).