Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test drive

Test drive Nissan X-Trail: más moderna, misma esencia

02/12/2021 - La nueva generación del SUV de la marca japonesa llegó al país en febrero de este año. Se destaca por sus nuevas siluetas exteriores, más curvas, y las novedades en materia de tecnología.

  8 March 2021

Tablero 100% digital

Un SUV que sube la vara del confort

Se trata del Citroën C5 Aircross. Tiene un motor naftero turbo THP de 165 CV asociado a caja automática de seis velocidades.

Tablero 100% digital

El C5 Aircross llegó el año pasado al país, en plena pandemia, con una apuesta concreta, que también le da al modelo algo de presión: lograr posicionar a Citroën entre los SUV del segmento C, de los medianos. La presión no es casual, ya que el C4 Aircross tuvo una corta de vida de dos años allá por 2013 y otros modelos de corte familiar para esa franja no terminaron de hacer pie.

El nuevo intento tenía que ser con un modelo capaz de absorber ese desafío, y el C5 Aircross tiene los atributos reales y simbólicos para plantarse. Porque su relevancia dentro del mundo Citroën trasciende estas pampas, el SUV es clave a nivel global para reforzar el nuevo lenguaje de diseño que tuvo al C4 Cactus como abanderado, al tiempo que inaugura nuevos conceptos en la marca ligados al confort (interior y de marcha) que tras debutar en este modelo derramará en el resto de la gama.

Diseño

El C5 Aircross llega importado desde Francia y se produce bajo la misma plataforma que sus primos Peugeot 3008 y DS7 Crossback. Su estética lleva al modelo de Citroën a diferenciarse no solo dentro del grupo PSA, sino también en un mundo de SUVs filosos y que buscan generar siempre ADN deportivo, aunque no lo tengan. El planteo del C5 Aircross refuerza ese look simpático del C4 Cactus y del C3 europeo, con líneas curvas, apliques con colores, techo bitono. Canchero, juvenil pero sin sobreactuar la onda Sport. Tampoco resigna elementos propios de la categoría, como un buen despegue  del suelo (230 mm), protecciones que en la parte baja lateral incluye un aplique que funciona como remanente de los viejos airbumps que tuvieron vida en el Cactus. Un capot largo, barras en el techo, luces LED y llantas futuristas de 18 pulgadas le dan una personalidad muy propia.

El interior mantiene esa intensidad de presentarse ante como un modelo diferente, al tiempo que sigue el ejemplo 3008/DS7 de mostrar un confort superior a la media. En ese caso, el esfuerzo es doble, y las nuevas butacas Advanced Comfort son una maravilla: mix de cuero y tela, más mullidas que lo habitual y con algo de sillón de una plaza por el mayor ancho. Ideales para viajes largos, no solo en la parte delantera, sino en la trasera, que presenta tres butacas independientes e idénticas, para que el pasajero del medio no crea que cayó en desgracia. Además, cada una puede correrse por separado hacia atrás y adelante, lo que permite hacer variar la capacidad del baúl entre 580 y 720 litros. Acaso mejorable: los ajustes son manuales. Acaso mejorable 2: la rueda de auxilio en semejante baúl es de uso temporal (bajo las exigencias a un vehículo de u$s48 mil, claro).

El tablero es completamente digital, de 12,3 pulgadas, configurable en una serie de motivos en cuanto al modo de reflejar la información (no abunda la cantidad de datos en pantalla) y además hay una pantalla multimedia desde donde se maneja también la climatización. No cuenta con navegador propio, pero sí espeja los mapas de los teléfonos celulares (para ellos: cargador inalámbrico). Otros puntos a destacar son la cantidad de espacios portaobjetos, el techo panorámico que cubre hasta la segunda fila de asientos, las salidas de aire trasero y una calidad de terminación impecable.

Mecánica

En este punto aparece un viejo conocida del grupo PSA: el motor naftero turbo THP de 165 CV asociado a caja automática de seis velocidades. Garantía de buen rendimiento y de excelente comunicación motor-caja. Un motor ágil (acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos), confiable, que tiene un modo Sport para darle algo más de rabia a una aceleración que en el modo estándar está pensado para paseos en familia y contener consumos.

También aparece una nueva suspensión que va anclada al concepto de confort. Los amortiguadores progresivos hidráulicos son una tecnología tomada de los desarrollos de Citroën en el rally. Ofrecen un mayor recorrido útil y permiten una mejor absorción de los golpes. Se nota: junto a las butacas, los neumáticos de buen talón y la altura del vehículo hacen que sea un placer salir a la ruta con el C5 Aircross.

Con velocidad limitada en 200 km/h, el consumo en ruta ronda los 8 litros cada 100 kilómetros a 130 km/h, que por supuesto pueden reducirse a velocidades inferiores. El consumo promedio en este test orilló los 9 litros (más ruta que ciudad).

En cuanto al equipamiento, los ítems de seguridad también son para aplaudir: incorpora una serie de asistencias a la conducción que completan el combo de seguridad. Así, incluye el frenado autónomo de emergencia, alerta de punto ciego, aviso de cambio de carril involuntario activo, alerta de riesgo de colisión, reconocimiento de señales de tránsito, asistente para pendientes en terrenos difíciles, entre otros.