Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria

Newsletter semanal

SUSCRIBIRME

PABLO EPIFANIO   23 junio 2016

Para paladares que prefieren lo picante

Con motor de 145 CV, suspensiones más firmes, frenos específicos y caja de seis marchas, la versión RS del Sandero logra un interesante combo deportivo. Todo, acompañado de una estética acorde.

TEST DRIVE: Renault Sandero R.S
TEST DRIVE: Renault Sandero R.STEST DRIVE: Renault Sandero R.STEST DRIVE: Renault Sandero R.STEST DRIVE: Renault Sandero R.STEST DRIVE: Renault Sandero R.STEST DRIVE: Renault Sandero R.S

De productos con el sello R.S venimos sabiendo desde hace un tiempo ya. La cupé Mégane fue y sigue siendo el estandarte de los autos con acento deportivo desarrollados por Renault Sport, la división encargada de “cranear” este tipo de versiones. Dentro de la gama es una variante auténticamente deportiva por su motorización (275 CV), esquema de suspensiones, transmisión y frenos, algo similar –aunque no tan radical- a lo que plantea el Fluence GT2 con 190 CV que se fabrica en Santa Isabel, Córdoba (ver prueba). Pero también la firma francesa tiene versiones GT-Line que sólo ostentan algunos detalles estéticos que lo emparentan con el mundo sport pero sin sustento mecánico diferenciador, por ende, quedan a mitad de camino. Afortunadamente para el “Sanderito” la compañía gala tenía reservado otro plan y la resultante es la que se vende en nuestro mercado desde hace algunas semanas. Un pistero por fuera, pero por sobre todo en cuanto a prestaciones y comportamiento. También llega de Brasil de la mano de una variante GT-Line que probaremos a su debido tiempo.

Por fuera y por dentro

Ante todo, hay que tener presente que es un modelo familiar, para uso cotidiano y principalmente urbano, por lo que se le puso una indumentaria lo suficientemente sport pero en una medida justa, discreta se podría decir. En la trompa tiene máscaras oscuras en las ópticas, la parte inferior del paragolpes similar a la de otros productos R.S (como el Fluence GT) con la entrada de aire grande y la tira de LEDs para las luces de día en un aplique que combina negro brillante con aluminio mate. El logo R.S está en la parrilla, justo debajo del rombo, y en la tapa del baúl. En los laterales se destacan las llantas de 17 pulgadas pintadas en negro con un diseño específico (en dos de sus rayos tienen grabado el logo de la versión) y los neumáticos son de medida 205/45 R17, un perfil bajo para acompañar los ajustes en la suspensión de los que ya hablaremos. Además, tiene faldones y luce stíckers en las puertas, mientras que atrás llaman la atención el difusor de aire en aluminio mate y la doble salida de escape cromada. Los espejos laterales van pintados de negro también, haciendo juego con las llantas.

Puertas adentro los detalles son más sutiles pero suficientes para marcar una diferencia con el resto de la gama. Son las butacas deportivas con los pétalos más grandes para sujetar mejor el cuerpo las que dominan la escena, que permiten una postura firme y acorde con las intenciones del modelo. Acompañan la pedalera de aluminio y los tapizados de diseño específico con costuras en rojo, un detalle que se replica en el pomo de la palanca de cambios y el volante, que en su rayo inferior tiene el logo de la versión. Tiene los apoyacabeza delanteros personalizados con la sigla R.S bordada. Más allá del tablero con detalles sport, el resto se mantiene sin cambios y por ende la parte superior de la consola central envuelve en plástico negro brillante la pantalla táctil de 7” del Media Nav que reúne funciones de audio, teléfono y navegación. El instrumental recurre a una fórmula que no falla: información analógica para una lectura clara y sencilla. También en el equipamiento aventaja al Sandero Privilege convencional (que toma como base) ya que viene con control de estabilidad (ESP) y control de tracción para evitar la patinada al salir y así obtener una aceleración más contundente sin desperdiciar potencia. También incluye asistente de partida en pendientes. Además de los contenidos que se fueron detallando, el Sandero R.S 2.0 llega de Brasil con regulador y limitador de velocidad, sensores de estacionamiento trasero, retrovisores externos con comando eléctrico, computadora de a bordo de 10 funciones y climatizador automático, entre lo más destacado.

Empuje a tono

El motor culpable de causarle el malhumor a este R.S es el naftero 2.0 de cuatro cilindros que se usa en la Duster aunque con algunos ajustes para que se lo note más nervioso gracias a los dos caballos extra (de 143 a 145 CV) de potencia y los 20 kgm de torque en el rango de 4.000 rpm. Lo acompaña una caja manual de 6 velocidades que ofrece un buen tacto y un esquema de relaciones pensado para no desperdiciar ni un suspiro de este propulsor. Todas las marchas se acortaron para ganar agilidad y aceleración, se “arrimaron”, según informa la marca que también señala que los trabajos que se hicieron para conseguir una mejor performance se enfocaron en el aumento de la presión de inyección y de la dimensión del colector de admisión. También se recalibró el software, se reposicionó el ducto de aire frío y se modificó el sistema de escape para que consiga un desempeño más deportivo con una menor pérdida de presión. Todo esto se conjuga para obtener una muy buena relación peso/potencia de 8 kg/CV. Dejando de lado la teoría y los datos fríos, la respuesta que consigue en la práctica es notable, porque se muestra agresivo desde el arranque a muy bajas revoluciones y firme, siempre bien predispuesto, en alta. Ronquido agradable de por medio, consigue el 0-100 km/h en 8,6 segundos y pisa la franja de los 200 km/h. Al momento de abordar el consumo nos vemos en la obligación de aclarar que no fue fácil evitar pisar el acelerador con decisión porque en todo momento fuimos invadidos por esa provocación, así y todo, registramos cifras más que correctas con 8 l/100km en ruta y 9,8 en ciudad.

“Parece un TN”

Esa fue la frase que tiró el piloto Emiliano Spataro al salir de la Horquilla del circuito número 5 del Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires (video) durante el primer contacto previo a la presentación oficial del auto (+ info) haciendo una comparación con los autos de la categoría Turismo Nacional. Y la verdad es que no exageró demasiado este porque ante la exigencia responde con agresividad en las aceleraciones y con gran autoridad al momento del frenaje. Esto habla a las claras del trabajo equilibrado en el chasis y el esquema de suspensiones, y la impecable puesta a punto de la dirección electrohidráulica que permite maniobras de gran precisión. Como señalamos en su momento, todo desarrollo deportivo que se jacte de tal no puede no contar con un sistema de suspensión especialmente calibrado, y en este caso el combo es completo: amortiguadores y espirales más firmes (92% más rígidos adelante y10% atrás) y barras de torsión más duras para disminuir el rolido lo máximo posible. También la altura al suelo se acortó en 40 mm para bajar el centro de gravedad y acompañar mejor en el desempeño. En los frenos está otro de los cambios ya que se redimensionaron para llegar a 280 mm adelante y con un mayor espesor. Los de atrás son a disco y de 240 mm de diámetro. Otro aspecto a destacar es la incorporación del botón “R.S. Drive”, un ítem que equipa a varios Renault Sport en el mundo. Mediante esta tecla ubicada en la consola central se puede seleccionar entre tres tipos de modo de conducción: Estándar, Sport y Sport +. Lo que hacen es modificar los parámetros de aceleración, relaciones e incluso la dureza de la dirección para responder al gusto de manejo elegido. El modo Sport + desconecta los controles de estabilidad y tracción para conseguir la faceta más divertida de manejo, aunque sólo es aconsejable en lugares con la seguridad necesaria, como un circuito por ejemplo. Con una pulsación corta se advierte de inmediato un golpe en la aceleración que eleva el régimen de revoluciones y se ilumina la palabra Sport en el tablero. En ese instante cambia el sonido del motor y entrega mayor sensibilidad al pedal de aceleración. Es un encanto para llevarlo en velocidad y más aún si el trazado propone un serpenteo, porque se muestra firme, seguro y copia las curvas sin inmutarse. Frena bien y acelera bien. En ciudad es donde se sufren un poco los ajustes de la suspensión y el perfil de los neumáticos, pero tampoco hasta el punto de incomodar. Las asperezas se sienten con más notoriedad en el eje trasero y especialmente en tramos empedrados.

“Maneja la diversión”

Es el lema de lanzamiento elegido por Renault Argentina y a decir verdad cumple y con creces. Más allá de que pueda sonar a enunciado marketinero, este modelo se ofrece como una interesante opción para quienes buscan algo diferente y no sólo quedarse con una estética con onda sport. Mecánicamente no deja dudas de que es un R.S auténtico.  Cuesta –por precio sugerido- 302.700 pesos. No es barato, pero poniendo en la balanza el equipamiento (muy destacable para el segmento), la potencia y el comportamiento, no defraudará al usuario que busca contundencia en el manejo. En definitiva, este Sandero es una alternativa interesante para vos, que te gusta el picante y que estarás a gusto si estás en condiciones de invertir ese dinero.  

A favor

Motor/prestaciones

Comportamiento dinámico

Transmisión

ESP de serie

En contra

Algunas terminaciones mejorables

Recorridos del selector de cambios

Espacio en el baúl

Comentá la nota:

Toyota Prius

Toyota Prius Emblema ecológico

21/02/2018 - El híbrido de la marca japonesa tomó impulso con la baja de precio. La combinación del naftero y el eléctrico le dan una potencia de 122 CV. Buen andar y sensaciones diferentes.

Test Drive

Test Drive Argo Drive: La entrada de gama de lo nuevo de Fiat

09/02/2018 - Evaluamos la versión más económica del nuevo modelo de la marca italiana. Utiliza un motor 1.3 de 99 CV.

Test drive

Test drive SpaceTourer: Familiar de ley

05/02/2018 - Nos subimos a la mini van para ocho pasajeros de Citroën. Tiene un motor diésel 2.0 HDi de 150 CV, caja automática de seis relaciones.

Test drive

Test drive Peugeot 5008: SUV familiar

31/01/2018 - Llegó la última generación del siete plazas del león. Evaluamos la versión Allure Plus con el eficiente motor naftero 1.6 THP asociado a una caja automática.

Jeep Cherokee Trailhawk

Jeep Cherokee Trailhawk Salvaje y citadino por igual

29/01/2018 - Se trata de la cuarta generación que exhibe un jugado diseño. Se ofrece con un motor V6 con transmisión automática y completo equipamiento.

Test Drive

Test Drive DS 3 a cielo abierto

20/12/2017 - El compacto de la marca francesa agregó hace algunos meses la opción Cabrio. Evaluamos la versión con motor naftero 1.2 de 110 CV.

Test drive

Test drive Kia Cerato: la vuelta

08/12/2017 - La marca coreana volvió a importar su modelo mediano que a la conocida silueta sedán, le sumó una inédita bicuerpo nunca antes vista en el país.

Test Drive

Test Drive 3008: el verdadero SUV del León

07/12/2017 - Se trata de un vehículo que fue elegido Auto del Año en Europa. Evaluamos la versión naftera 1.6 con caja automática.

Test drive

Test drive C4 Cactus: el diferente

28/11/2017 - Compite ante los SUV compactos, aunque con un desarrollo diferente en lo estético y motriz. Viene con un motor 1.2 litros de 110 CV.

Test Drive

Test Drive Toyota Etios: Ágil, compacto y automático

27/09/2017 - La marca japonesa presentó una actualización con retoques estéticos. Evaluamos una unidad bicuerpo con caja automática de cuatro relaciones.

Test Drive

Test Drive Peugeot 508: el ejecutivo

25/09/2017 - Exhibe el último lenguaje de diseño de la marca del león. Lo evaluamos la versión tope de gama con motor diésel.

Test drive

Test drive Citroën Grand C4 Picasso: Familiar de verdad

15/08/2017 - Es uno de los últimos monovolúmenes familiares del mercado. Probamos la versión Shine con motor THP, caja automática y un gran nivel de equipamiento.

  © 2013 Andrés Annikian - Cars.com.ar
 
El Webstudio.