Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test drive

Test drive Toyota CH-R: un SUV híbrido que rompe con lo establecido

18/05/2022 - Se trata de un vehículo disruptivo que entra por los ojos gracias a su estética deportiva. Entre el motor naftero y el eléctrico logra una potencia conjunta de 122 CV.

  28 January 2016

Porsche 718 Boxster

Porsche 718 Boxster: regresar a las fuentes

La marca retoma la mítica denominación 718 para la nueva generación del descapotable que ahora incorpora motores de cuatro cilindros colocados en posición central, de 300 y 350 CV.

Porsche 718 Boxster

La denominación 718 no es una combinación numérica más en el universo motor, sino que acarrea una historia deportiva notable que tuvo su esplendor en los años 50 y 60 en competencias como Le Mans (ganó en 1958) o Targa Fiorio en la cual también sumó éxitos. Ese auto de carreras tenía motor bóxer de cuatro cilindros, una configuración que dejó de usarse con el paso del tiempo. Ahora la casa de Stuttgart retoma el número 718 para el nuevo Bóxster y también los bloques de cuatro cilindros sobrealimentados y colocados en la parte central.

Este nuevo modelo -sucesor del Boxster presentado en 2012- es un biplaza descapotable que cambia el diseño por un estilo más agresivo. La trompa luce tomas de aire más grandes y nuevas ópticas con faros bixenón y LEDs integrados para la iluminación diurna. En los laterales los cambios también se dan en las entradas de aire que son de mayor tamaño y nuevas manijas de puertas. En la parte posterior introduce nuevos grupos ópticos con efecto tridimensional. En el interior estrena volante, panel frontal y un renovado sistema “Porsche Communication Management”.

La versión más “básica” (si es que  cabe el término) monta un 2.0 litros que entrega 300 caballos de fuerza y un torque de ??280 Nm. En comparación con el anterior 2.7 de seis cilindros la potencia es de 35 caballos más. Por encima de ésta aparece el 718 Boxster S que cuenta con un un motor turbo de 2.5 litros con 350 CV y un par de ??309 Nm. Son 35 caballos extra respecto al antecesor. El primero con caja automática PDK hace el 0-100 km/h en  4,5 segundos, mientras que la versión S lo consigue en 4 segundos. Ambos propulsores se ofrecen de serie con caja manual de seis marchas.

Para mejorar el comportamiento, se hicieron varios ajustes en el chasis y la suspensión, además de colocarse discos de frenos de mayor diámetro. Las llantas de serie son de 19 pulgadas y como opcionales se ofrece unas de 20”.

Así, luego de más de cuatro décadas, Porsche retorna a los motores bóxer con cuatro cilindros opuestos no sólo en la búsqueda de nuevos rumbos, sino también para rememorar una de sus mejores épocas en la competición. Se venderá en Europa desde abril, previo debut en el Salón de Ginebra.