Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test Drive

Test Drive Nissan Frontier Pro4X: la opción más deportiva

04/10/2022 - Probamos la versión tope de gama de la pick-up fabricada en Córdoba. Confort y estética renovada.

CLAUDIO CAPACE   26 April 2010

Nissan presentó la pick up NP 300

NP 300: una pick up pensada para el trabajo duro

La nueva pick up de Nissan llega desde México en versión doble cabina y con tracción simple para competir con las versiones básicas de la Ford Ranger y la Chevrolet S10. El precio ronda los $ 90.000.

Nissan presentó la pick up NP 300

En un supermercado de materiales debidamente acondicionado para manejar el vehículo en situaciones similares a las que enfrentará diariamente, la marca japonesa presentó una camioneta distinta, alejada del mundo fashion pero cerca de necesidades y presupuestos más terrenales.

Quedó claro que se trata de una pick up dedicada al trabajo: el objetivo es competir en el mundo de las “chatas” de doble cabina y tracción simple frente a las variantes que presenta Ford con la Ranger y Chevrolet con la S10 (la Toyota Hilux, aún en su versión más accesible, pertenece a otra categoría, al igual que la nueva Amarok).

La NP 300 llega desde México y no es ni más ni menos que la evolución de la “vieja” camioneta de Nissan que conocimos en los años ´90. Sus medidas son 4,92 metros de largo, 1,69 metros de ancho y escasos 1,62 metros de alto.

Se trata de un producto pensado para el trabajo duro, que se comercializará sólo en versión 4x2 y cabina doble, con algunas concesiones en cuanto al confort, equipamiento mínimo y un precio que busca seducir a quienes miran otras chatas: $ 90.000. 

La estrategia de Nissan busca ampliar el menú de clientes y, amparada en la buena imagen de marca y una garantía acorde (3 años o 100.000 km), pretende no dejar huecos o nichos desprovistos: así, la NP 300 queda como base, y la New Frontier entra al segmento “por arriba”.

Por fuera & por dentro

A una estética algo superada, bastante conservadora y poco atractiva para los parámetros actuales, este modelo suma una mecánica moderna, fiable y totalmente lógica para sus pretensiones: viene equipada con un motor de 2.5 litros (2.488 cc.) turbodiesel (inyección directa common rail) capaz de entregar 133 CV (a sólo 3.600 vueltas del motor) y 304 Nm de par motor que dicen presentes desde las 2.000 rpm, lo que habla a las claras de una predisposición especial para el esfuerzo. El consumo medio le permite superar los 1.000 km de autonomía sin mucho esfuerzo (el tanque lleno alberga 75 litros). La caja es manual de cinco velocidades.

El interior está resuelto de manera un poco rústica o espartana pero es lo esperable: asiento delantero enterizo (no regula inclinación de respaldo) que lleva tres pasajeros, un piso alto que quita espacio para las piernas –defecto congénito de todas las camionetas de generaciones anteriores– y un equipamiento que suma aire acondicionado, cierre centralizado, dirección asistida, cuatro alzacristales eléctricos y radio con CD. En materia de seguridad emparda a la competencia, no ofrece ni un airbag o ABS como opcional.

La presentación exterior remonta un poco con los estribos laterales y la barra trasera; se destaca la toma de aire sobre el capot para el intercooler. Y, si bien tiene las limitaciones de toda doble cabina, la versatilidad de la caja permite cargarla con una tonelada de peso.

El 2010 ya tiene impulso propio y no pasan más de dos semanas sin nuevos anuncios…aún en los sectores del mercado más marginales o reducidos.