Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test drive

Test drive Peugeot 3008: comodidad y elegancia

22/06/2022 - La última generación del SUV llega con pocos cambios estéticos, pero claves para modernizarlo. Probamos la versión GT Pack HDI Tiptronic.

CLAUDIO CAPACE   6 April 2010

PRUEBA DE MANEJO: CHEVROLET AGILE LTZ

Agile: un urbano con look de crossover

El Agile, diseñado en Brasil y fabricado para el Mercosur en la planta que GM tiene en Rosario, movióx el avispero en un segmento concurrido del mercado, donde lo esperaban el Punto y el Sandero.

PRUEBA DE MANEJO: CHEVROLET AGILE LTZ

Más allá de gustos y apreciaciones personales, el Agile seduce con la coherencia en el lenguaje: es un modelo que propone soluciones novedosas adentro y afuera. Un ejemplo de esto es el detalle del "ojo egipcio" que define el trazo de los vidrios laterales, y que se pone de manifiesto de manera más contundente con los cristales oscurecidos. Esta solución permite aportar fluidez y ligereza a pesar de contar con un parante C (el último) de generoso grosor.

Equipamiento y confort

La dote de equipamiento de esta versión full excede los parámetros de su categoría: climatizador de gráfica digital, computadora de a bordo integrada, apertura y cierre de vidrios desde la llave a distancia, sensor crepuscular para el encendido automático de luces, control de velocidad crucero, etc.

Dos puntos a favor: el diseño y la construcción de las butacas, realmente meritorio; y el despeje del suelo, que permite sortear trampas ciudadanas (lomos de burro, badenes, pozos, etc.) con total impunidad.

Se viaja y se conduce alto -el auto tiene una mixtura que lo transforma en algo de SUV y en algo de crossover-, aunque lamentablemente los parantes son gruesos y quitan algunos puntos de visión, un mal propio de los autos modernos.

El comando de caja luce preciso y certero en sus casilleros y la dirección, merced a un volante de generoso tamaño, resulta rápida para esquivar los obstáculos que surgen al manejar en ámbitos urbanos.

Los 94 CV que ofrece el motor se presentan ajustaditos pero eficientes: trabajando con las relaciones de caja se logra un desempeño vivaz sin sacrificar el consumo. Es claro que la relación peso-potencia no lo favorece, pero llevando las riendas cortas está lejos de ser un auto pesado.

El incremento en la plataforma respecto del Corsa II (+50 mm de extensión y +174 mm de entre ejes) le permite gozar de una correctísima habitabilidad. Hicimos la prueba de viajar como ocupantes traseros y sólo notamos que el falso túnel (se trata de un tracción delantera) molesta para un eventual tercer ocupante de esas plazas.

Otro punto a favor para la conectividad múltiple del equipo de audio: teléfono manos libres y variantes para iPod, entrada auxiliar o USB ideal para llevar la música de acompañante.

Camino al andar

Cuando salimos del ejido urbano para buscar la autopista, observamos que la utilización de la caja y el embrague se incrementa: es necesario tener el motor montado sobre las 3.500 rpm para aprovechar la cosecha del cuatro cilindros. A partir de allí, y hasta las 5.500 vueltas (registro de máxima potencia) es la zona donde el Agile mejor se lleva.

Dinámicamente, la altura libre de las suspensiones le juega en contra a la hora de los virajes, ya que acusa marcadas inclinaciones. Las ruedas apuntan donde el conductor indica… pero las cabecitas se mueven cual pasada esteña de Roberto Giordano.

Desde la estética, ni siquiera los neumáticos de 15 pulgadas de la versión tope (el de reposición es en todas las versiones de 14 pulgadas) disimulan la luz entre las ruedas y la carrocería.

Volviendo al mundo interior, en este breve contacto juzgamos como correcta la insonorización acústica (el motor se escucha pero no gravita en la vida de a bordo, a pesar de no contar con aislante bajo el capot) y como mejorable la insonorización mecánica propia de la rodadura, sobre todo en caminos de ripio donde los pasarruedas “cantan” y exigen protección.

En pendiente, extrañamos contar con diez caballos más bajo el pie derecho: si en la ruta los sobrepasos los solucionamos llevando las cuarta velocidad hasta el más allá, en caminos de montaña el Agile obliga a llevar el oído atento para no dejar caer el motor.

Buenas noticias

Recientemente, GM anunció que, gracias a la creciente demanda de este nuevo modelo a nivel local y regional, aumentará la producción en su planta de Rosario, lo que requerirá una inversión de 90 millones de pesos.