Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria

Newsletter semanal

SUSCRIBIRME

PABLO EPIFANIO   16 marzo 2015

El chico rupturista de Volkswagen

El modelo que llegó para ocupar el lugar del exitoso Gol Power ofrece agilidad para moverse en ciudad y se destaca por el diseño fresco, el buen equipamiento y el novedoso motor tricilíndrico 1.0.

TEST DRIVE: Volkswagen black up!
TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!TEST DRIVE: Volkswagen black up!

Un lindo desafío se propuso la marca alemana con este modelo. En primer lugar porque por cuestiones de caducidad se vio obligada a reemplazar al histórico “Golcito” (aunque en teoría, ya que éste es más chico y más caro que el vigente Gol Trend), un éxito de ventas regional casi sin precedentes. Y el otro punto clave es que el segmento de los autos más chicos no ha tenido mucho éxito por estas latitudes y eso ya es una carga extra. Así las cosas, el up! llegó para ocupar el primer escalón en la extensa oferta de la compañía, y a poco de su arribo desde Brasil, nos subimos a la versión tres puertas move up! (ver prueba), que está en el medio de la gama. Ahora es el turno de manejar la full con carrocería cinco puertas.

Revolucionario

Es chico de verdad: 3,60 m de largo por 1,50 de ancho y 1,64 de alto. Su diseño es atractivo y moderno, una combinación que despierta la atención de peatones y automovilistas aún cuando ya han transcurrido casi diez meses desde su lanzamiento. Trazos simples dibujan la silueta que presenta una trompa casi ciega, es decir, sin parrilla y con mínimas entradas de aire. Puertas generosas, superficies despejadas y voladizos mínimos, así resolvieron los diseñadores poner en escena un auto que rompe un poco con la monotonía de la discreción en los modelos Volkswagen. El toque de “antaño” se lo aporta el diseño de las llantas (15 pulgadas), presentadas en color aluminio.

A bordo

El habitáculo es sencillo y muestra una simpática combinación entre minimalismo y cierta onda retro. Está armado en su totalidad con materiales rígidos aunque de buena calidad y terminaciones por encima de la media de la región. Para la postura de manejo no tenemos reproches porque toma apenas unos segundos acomodar la butaca en altura y el volante, que aloja las teclas para el audio y cuenta con grip correcto. El tablero de instrumentos se suscribe a un cuadrante analógico que con números de buen tamaño y generosa iluminación permite una clara lectura. Tiene agujas para el tacómetro, el velocímetro y el nivel de combustible, y display para la información de la computadora de a bordo. La plancha central nuclea a las perillas del aire acondicionado y el equipo de audio. Por encima sobresale la pantalla del sistema Maps&More que agrupa varias funciones desde las informaciones vinculadas con el viaje (datos de consumo, velocidad, marcha seleccionada, etc), el navegador, el audio y también hace de apoyo visual al sensor de estacionamiento. Lo bueno es que se puede extraer para  guardar en la guantera y así evitar la tentación de los amigos de lo ajeno. Se maneja de manera táctil, aunque para que obedezca hay que imprimirle una presión bastante contundente.

Es bueno el trabajo de aislación y sólo es invadido por la rumorosidad del motor cuando va lanzado en vueltas y por alguna que otra pequeña filtración de viento en ruta, nada que llegue al punto de la molestia.

Las butacas tampoco pasan inadvertidas, ya que son enterizas con el apoyacabezas integrado y que, aunque no son muy envolventes, hacen bien su trabajo de contención. Las plazas traseras son acotadas aunque por cuestiones obvias mejora el acceso en comparación con la carrocería tres puertas. Era de esperar que tampoco le sobre demasiado espacio en el baúl, sin embargo los 285 litros en una carrocería de este tamaño no están nada mal. A pesar de que tiene una boca de carga bastante alta, elogiamos el sistema de bandeja o tapa que puede colocarse al fondo o a media altura y que permite aprovechar mejor el espacio o llevar objetos ocultos. Debajo está el auxilio temporal en medida 14 pulgadas.

Equipamiento

Al igual que el white, el black up! cuenta con un listado generoso. Además de lo que ya se detalló hay que sumar sistema de audio con CD, MP3, USB y Bluetooth; cierre centralizado, espejos y levantavidrios delanteros eléctricos; y dirección asistida. En el rubro seguridad se anotan el doble airbag frontal; los frenos ABS; los antiniebla delanteros y traseros; y los ganchos Isofix. Atrás tiene tres apoyacabezas aunque sólo dos cinturones inerciales de tres puntos, el central es para abdomen.

Motor 1 litro

El encargado de propulsar a toda la gama es el naftero de tres cilindros con 1litro (999 cc) de cilindrada y cuatro válvulas por cilindro. Es un motor moderno y bien compacto que se encuadra en el concepto “Downsizing”, es decir, baja cilindrada pero con respuestas de uno más grande. Da por tierra con los prejuicios de las limitaciones por cuestiones de tamaño y lo demuestra con una divertida agilidad para el tránsito en ciudad. Este tricilíndrico entrega 75 caballos a 6.250 rpm y un torque de 9,7 kgm a 3.000 rpm. La caja que lo acompaña es manual de cinco velocidades, muy eficiente por las relaciones debidamente desarrolladas para obtener el mejor provecho en todo el rango de revoluciones. Lo cierto es que las cifras no respaldan fielmente ese ímpetu que se percibe ni bien se transitan las primeras cuadras: 160 km/h de velocidad máxima y 13,6 segundos para completar el 0 a 100 km/h. Si bien el consumo no es elevado, lejos está de maravillar por la austeridad: en ruta requiere 8,1 litros cada 100 km (a velocidad de 130 km/h) y 8 litros en ciudad. El plus lo da el sonido que emite cuando levanta en vueltas, un “rugidito” agradable que aporta una cuota a la diversión.

Buena dinámica

En el andar es uno de los estandartes de este chico ya que su esquema de suspensión lo lleva a desplazarse con solvencia, típico de Volkswagen, sin tener que preocuparse por las partes bajas debido a un buen despeje. Es previsible y franco en asfaltos en buen estado, aunque un poco inquieto o saltarín en los tramos desparejos, como calles empedradas. En ruta, cuando toma velocidad, su desempeño es bueno ya que viaja firme y con pocas inclinaciones, siempre que se lo respete en las curvas más cerradas. Los vientos cruzados no lo vulneran demasiado, algo que podría esperarse si nos dejamos llevar por su altura y despeje.

Segmentación particular

Su llegada modifica ciertamente el análisis tradicional del mapa de categorías en el mercado local. Es que por tamaño ingresa en el segmento A donde discute con Kia Picanto, Hyundai i10 y Chevrolet Spark; aunque las variantes mejor dotadas (como la probada por Cars.com.ar) trascienden la frontera del segmento B para medirse con Toyota Etios, Citroën C3, Peugeot 208, sus primos Gol Trend y Fox y los Chevrolet Onix y Agile. Si bien llegó para colocarse en la entrada de la oferta, sus precios no son los más económicos puesto que la versión base (take up! 3 puertas) cuesta 134.400 pesos, casi 9.000 pesos más que el Gol Trend más económico, el Serie (caja manual 3 puertas) que figura a 125.600. Para acceder a la black o a la white up! hay que pagar 176.000 pesos. En fin, los valores tampoco escapan al “aura” de revolucionario que rodea a este modelo que vino a inyectar  un aire fresco a la gama Volkswagen tanto por diseño y mecánica, como por equipamiento inédito para la categoría con el multimedia Maps&More y el generoso listado de serie. Tampoco se puede sacar de la balanza las 5 estrellas Latin NCAP que obtuvo el año pasado. Todo suma.

A favor

Diseño moderno

Calidad general

Comportamiento en ciudad

Equipamiento de serie

En contra

Plazas traseras ajustadas

Precio algo elevado

Consumo

Rebotador en tramos empedrados

Comentá la nota:

Test Drive

Test Drive Toyota Etios: Ágil, compacto y automático

27/09/2017 - La marca japonesa presentó una actualización con retoques estéticos. Evaluamos una unidad bicuerpo con caja automática de cuatro relaciones.

Test Drive

Test Drive Peugeot 508: el ejecutivo

25/09/2017 - Exhibe el último lenguaje de diseño de la marca del león. Lo evaluamos la versión tope de gama con motor diésel.

Test drive

Test drive Citroën Grand C4 Picasso: Familiar de verdad

15/08/2017 - Es uno de los últimos monovolúmenes familiares del mercado. Probamos la versión Shine con motor THP, caja automática y un gran nivel de equipamiento.

Test drive

Test drive Creta, el SUV Compacto de Hyundai

11/08/2017 - Evaluamos un modelo que compite en uno de los segmentos de mayor demanda en el país. Dispone de motor 1.6 de 123 CV y caja automática.

Test drive

Test drive Chevrolet Tracker, más tecnológica que nunca

08/08/2017 - El SUV de GM se actualizó con un restyling estético y mejoras de equipamiento. Evaluamos el tope de gama con motor 1.8, caja automática y tracción integral.

Test drive

Test drive También para cuatro

27/07/2017 - Smart ofrece en el país la última generación del Forfour. Evaluamos la versión Play que se caracteriza por su motor de tres cilindros con turbo de 90 CV.

Test Drive

Test Drive Futuro nacional

17/07/2017 - La NP300 Frontier se importa de México, pero dentro de poco se empezará a producir en Argentina. Nos subimos a la versión LE 4x4 con caja manual.

Test drive

Test drive Grandes intenciones

12/07/2017 - Evaluamos la versión Confort del Tiggo 5, la entrada de gama del SUV de Chery. Es mediano, pero equipamiento, mecánica y precio de compacto.

Ka+ SE

Ka+ SE Con tercer volumen

04/07/2017 - Por primera vez tiene una versión sedán. Llega con la misma configuración de gama que el bicuerpo, manteniendo el motor 1.5 de 105 CV, y con ESP.

Décima generación

Décima generación Civic X

27/06/2017 - Evaluamos el nuevo sedán mediano de Honda. Llega para hacer ruido con nueva plataforma, diseño moderno y motor turbo.

Volkswagen Vento GLI

Volkswagen Vento GLI Sobrio y deportivo

23/06/2017 - Evaluamos la versión más deportiva del sedán. Usa un motor 2.0 con turbo que desarrolla 211 CV y se asocia a una caja automática DSG.

Mercedes-Benz C300

Mercedes-Benz C300 Coupé de categoría

16/06/2017 - Esta versión le agrega a su silueta deportiva de dos puertas le agrega el paquete AMG-Line. Viene con motor 2.0 de 245 CV y caja automática.

  © 2013 Andrés Annikian - Cars.com.ar
 
El Webstudio.