Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test drive

Test drive Chevrolet Cruze RS: look deportivo y más equipamiento

13/07/2022 - La versión repítela estrategia de modificar la estética sin tocar la mecánica. Las grandes diferencias asoman en el interior.

PABLO EPIFANIO   24 January 2014

TEST DRIVE: Hyundai Elantra 18 GLS AT

Elantra: avanzada oriental en tres volúmenes

Este sedán mediano basado en la plataforma del i30 busca su lugar en el segmento ofreciendo correcto espacio interior, equipamiento acorde y buena calidad. Viene de Corea con motor 1.8 de 150 CV.

TEST DRIVE: Hyundai Elantra 18 GLS AT

El Elantra es un tricuerpo desarrollado sobre la plataforma del hatch i30, y ambos modelos de Hyundai llegaron en forma simultánea (+ info). Es un sedán que tiene al diseño, la habitabilidad, el equipamiento y la calidad general como sus principales atributos. Viene desde Corea del Sur para posicionarse en una categoría de lo más competitiva, por la cantidad de rivales y por la trayectoria y el peso específico que tienen varios de ellos, tal es el caso del Ford Focus, el Peugeot 408, el Renault Fluence, el Volkswagen Vento y el Chevrolet Cruze.

Fuerte personalidad

El diseño –más allá de que es materia opinable- es uno de sus fuertes. El resultado del trabajo del equipo del alemán Peter Schreyer (ex Grupo Volkswagen) tiene un doble mérito, ya que no sólo lograron un modelo atractivo, que utilizó un bicuerpo como punto de partida y sabemos bien –porque hay varios ejemplos- que el agregado del tercer volumen no siempre queda del todo bien. El cuerpo del Elantra es armonioso y proporcionado, con líneas fluidas y alargadas ópticas en trompa y cola. Las llantas de aleación de 5 rayos y 16 pulgadas completan la silueta. 

 

Silueta proporcionada y trazos agradables.

Interior bien resuelto

Por dentro recuerda bastante al i30 en lo que hace al diseño, especialmente por la plancha frontal bien resuelta. Va muy de la mano de la ergonomía y la funcionalidad, con comandos bien intuitivos. El instrumental es agradable, con retro iluminación que permite la regulación de la intensidad. Relojes analógicos para cuentavueltas y velocímetro, y digital (en display central) para temperatura, combustible y computadora de a bordo en la parte superior.

El volante multifunción se ajusta en altura y profundidad para ofrecer una buena postura de quien se adueñe del manejo, en combinación con el amplio recorrido en altura de la butaca. La calidad va en sintonía con el resto de los modelos de Hyundai, válida tanto para las terminaciones, como para los materiales. La habitabilidad es uno de los atributos del auto, en especial en las plazas posteriores donde personas de elevada estatura no tendrán problemas para acomodarse, ni a lo alto ni a lo ancho. La visibilidad trasera no es de las más generosas porque la inclinación de la luneta y la elevación del baúl.

Son 420 litros de espacio disponible en el baúl,  aunque la boca de carga es algo alta y limita un poco el acceso. Debajo del piso se esconde el neumático de auxilio exactamente igual (medida de caucho y llanta de aleación) a los cuatro titulares.

Impecable calidad percibida y bien resuelto ergonómicamente.

Equipamiento

Para hacer confortable la vida a bordo, este mediano cuenta con climatizador automático; cruise control; equipo de audio con CD, MP3 y entradas USB y Auxiliar más Bluetooth;  tapizados de cuero; techo solar eléctrico; sensores traseros de estacionamiento; espejos y levantavidrios (one touch sólo para bajar) eléctricos; y apertura interna de tapara de combustible y del baúl, entre lo más importante. Por la categoría a la que pertenece y el precio merece, sin dudas, un navegador satelital.

Dentro del listado para la seguridad se destacan: seis airbags (frontales, laterales delanteros y de cortina) frenos ABS con distribución electrónica de frenada; controles de estabilidad y tracción; faros antiniebla delanteros y traseros y cierre automático de puertas en rodaje.

Correcto espacio en las plazas traseras.

Propulsión

El naftero de cuatro cilindros 1.8 entrega 150 caballos de potencia y un torque de 18 kgm a 4.700 rpm. Acompaña a esta versión una caja automática de seis velocidades que se puede operar de modo secuencial. Este conjunto lo lleva a obtener valores lógicos como una velocidad máxima de 208 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos. El consumo en ruta se ve favorecido por el rélax que consigue el motor en sexta marcha que lo hace perder revoluciones en pos del ahorro: 7,6 litros cada 100 km acusó en pruebas con el velocímetro clavado en 130 km/h. En ciudad asciende a 10,1 litros.

Muy suave es su funcionamiento, algo que lógicamente aporta al confort de marcha más allá de que goza de una muy buena insonorización. Recupera bien en ruta y no produce tirones molestos al transitar en ciudad.

Equilibrio en el andar

El comportamiento dinámico se caracteriza por la suavidad en el desplazamiento. El esquema de suspensión permite absorber exitosamente las imperfecciones del trazado, haciendo que en ciudad se disimulen de manera notables los badenes y los pozos. Al salir de un lomo de burro descomprime los amortiguadores delanteros con un golpe seco que se hace sentir pero que lógicamente se puede combatir disminuyendo más la velocidad. La maniobrabilidad es una de sus virtudes, simplificando las tareas de estacionamiento. A alta velocidad se muestra estable y no expresa vicios en las curvas.

Neumático de auxilio homogéneo con llanta de aluminio, como corresponde.

Alternativa válida

Son 50.500 dólares (con la alícuota del 30% de impuesto interno) los que hay que desembolsar para subirse a esta versión tope de gama, denominada Full Seguridad Premium, con caja automática, la otra versión es la manual de seis marchas y se ofrece a 48.500 dólares. Son precios elevados que lo posicionan por encima de los rivales señalados al comienzo de la prueba, sin embargo este modelo tiene argumentos válidos  para defender su posicionamiento en el mercado. Lo que sí queda claro es que se trata de un nuevo ejemplo de la evolución de la industria coreana que cada vez tiene menos que envidiarle a la alemana, por citar un referente.

 

A favor

Calidad general

Confort de marcha

Diseño

En contra

Ausencia de navegador

Visibilidad trasera limitada