Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Un SUV grande

Un SUV grande Peugeot 5008: viajes placenteros para familias numerosas

14/10/2021 - Este vehículo de tres filas y siete asientos es importado desde Francia. Tiene un motor diésel 2.0 de 150 CV, acoplado a una caja automática de 8 marchas.

PABLO EPIFANIO   18 October 2011

TEST DRIVE: Citroën Xsara Picasso 1.6 Exclusive

Xsara Picasso: un clásico para la familia

Los años pasan y el Xsara Picasso sigue vigente como una opción para los que buscan espacio y confort de marcha. Probamos este clásico de Citroën que lleva una década conquistando a la familia.

TEST DRIVE: Citroën Xsara Picasso 1.6 Exclusive

Con su estilo tan particular, de formato casi ovoide, este monovolumen de Citroën rompió con los esquemas cuando apareció en escena allá por 1999. Fue el primer modelo al que la compañía bautizó con el apellido del inmortal pintor. Desde entonces se instaló como una alternativa ante los modelos nacidos para la familia, como el caso de las rurales, y para rivalizar con el Renault Scènic, precursor absoluto de este segmento y hoy ausente en la oferta local del rombo. Así, la era de los monovolúmenes comenzaba a imponerse. 

En el año 2001 comenzó a fabricarse en Porto Real, Brasil, desde donde continúa llegando a nuestro mercado. Si bien lo largo de su trayectoria ha recibido muy pocos cambios (en 2007 tuvo su última actualización estética y en 2009 recibió apenas unos detalles, además de este motor), no ha sido motivo de desprecio de parte del público, debido a que más allá del diseño –otrora revolucionario, hoy conservador- tiene mucho para ofrecer desde el punto de vista del espacio interior y el confort de marcha. Son aspectos muy valorados por el jefe de familia que busca un auto cómodo en el que se pueda ubicar abundante equipaje, y las cifras avalan el éxito comercial: en diez años la marca francesa lleva vendidas casi 21 mil unidades en la Argentina.

Hoy el Xsara Picasso se ubica en base de la oferta de monovolúmenes mendiano-grandes de la marca del doble chevron, integrada además por los modernos C4 Picasso y Grand C4 Picasso (con capacidad para siete pasajeros), mientras que un escalón por debajo se ubica el C3 Picasso.

Dotes intactas

Fue creado como un vehículo netamente familiar y como tal se mantuvo fiel a su esencia: espacioso, cómodo, de andar suave y muy versátil. 

En su sobrio y luminoso habitáculo pueden viajar hasta cinco pasajeros con absoluta comodidad. Su condición rutero y compañero de largos viajes queda en evidencia en las características y configuración de las butacas. En primer lugar son lo suficientemente amplias y mullidas. Las delanteras tienen apoyabrazos centrales y mesitas plegables –tipo avión- en sus respaldos, siempre prácticas y más cuando se viaja con chicos. Además, los asientos de la segunda fila se pueden sacar de a uno para ampliar la capacidad de carga de acuerdo a las necesidades. Así se podrá pasar de los 550 a los 2.130 litros.

A los pies de las plazas traseras, debajo del piso, cuenta con gavetas para guardar objetos.

Como en todo monovolumen la posición de manejo es elevada, y en este caso no ofrece demasiadas posibilidades para modificarla, ya que asiento y volante sólo se regulan en altura.

El campo visual es amplio, aunque al principio cuesta acostumbrarse al sector lateral delantero, donde se ubica esa ventanilla fija triangular –tipo aquel clásico “ventilete”- que al principio tiende a generar alguna que otra confusión.

Una buena y otra no tanto para la caja de cambios de cinco marchas: por un lado la ubicación del selector sobre la consola central y bien al alcance de la mano, por otro, su funcionamiento es algo impreciso y sus recorridos demasiado largos.

Confort y seguridad

El equipamiento de confort está representado por el climatizador automático con forzador independiente para plazas traseras; levantavidrios eléctricos (con las teclas en posición incómoda: sobre la consola central); espejos eléctricos; computadora de a bordo; cierre automático de puertas y baúl en rodaje; regulación interna de faros; y equipo de audio con radio AM/FM, reproductor de CD y comandos al volante, pero sin lector de MP3 ni entrada auxiliar o puerto USB.

En el listado de seguridad, lo más destacado pasa por los frenos ABS con repartidor de presión; los airbags frontales y los proyectores antiniebla delanteros y traseros. En el debe: los ganchos Isofix.

Motor

En la gama local hoy sólo se ofrece con el motor naftero de 1.587 cc con cuatro cilindros en línea y 16 válvulas, que entrega una potencia de 106 caballos con un torque de 13,5 kgm a 4.000 rpm. Conocido por impulsar a varios modelos del Grupo PSA (Peugeot 206, 207 Compact, 307 y Partner, y los Citroën C3, C4 y Berlingo) tiene como socia a la caja manual de cinco marchas. Si bien no deslumbra por sus prestaciones, su funcionamiento es bueno en general. Es algo perezoso en baja, por lo que es necesario llevarlo a alto régimen para mantenerlo vivaz.

La performance no está nada mal para un vehículo familiar: 170 km/h de velocidad máxima, y unos 13,6 segundos para llegar a los 100 km/h desde partida detenida.

Comportamiento

El confort de marcha es sin dudas el rasgo que se destaca y por escándalo. Las suspensiones blandas hacen que en los recorridos urbanos se mueva con mucha suavidad, mientras que en ruta responde correctamente, con algunas inclinaciones (producto de la altura de la carrocería), pero sin poner en riesgo la trayectoria y con una muy buena insonorización.

El Xsara Picasso se ofrece en dos versiones: la de entrada de gama a 100.300 y en esta Exclusive probada para la ocasión que en lista figura a 107.200. La diferencia es que el primero trae aire en vez de climatizador, y no cuenta con el espejito de vigilancia para las plazas traseras que “nuestra” unidad si tenía. En el exterior se destacan –a favor de la full- las llantas de aleación de 15” y los apliques cromados en paragolpes y tapa de baúl.

Veterano y vigente, conservador y transgresor. El Xsara Picasso madura sin perder el atractivo que lo ha llevado a ser uno de los modelos más exitosos de Citroën.

 

A favor

  • Habitabilidad
  • Confort de marcha
  • Posición de manejo

En contra

  • Selector de cambios algo impreciso
  • Sensibilidad a vientos laterales
  • Faltantes de equipamiento de confort