Cars

Camiones & Utilitarios Camiones & Utilitarios Posventa Responsabilidad Social Empresaria
Test drive

Test drive Chevrolet Trailbalazer: un SUV familiar con robustez de pick up

07/03/2022 - La última versión incorpora mayor conectividad y seguridad. Además, suma retoques estéticos en el exterior. Gran espacio interior y capacidad off road.

GABRIEL SILVEIRA   21 March 2010

PRUEBA DE MANEJO: NUEVA FORD RANGER

Honrando a la Raza Fuerte

La nueva Ranger, íntegramente desarrollada en el Mercosur y fabricada en Argentina, posee un aspecto más robusto que su antecesora, y mantiene la fortaleza característica de las pick-ups Ford.

PRUEBA DE MANEJO: NUEVA FORD RANGER

No existe en el mundo un fabricante que esté relacionada con la fabricación de camionetas más que Ford. Y en nuestro país, esa característica es más fuerte todavía.

La marca del óvalo, que lleva 50 años fabricando pick ups en la Argentina, ha construido una fuerte relación con el campo argentino y con todos aquellos sectores que necesitan de fuerza y robustez para cumplir con sus tareas.

Y para profundizar aún más esas relaciones, ahora lanza en nuestro mercado la nueva Ranger, un modelo al que se le realizó un profundo cambio de estilo, se le agregó equipamiento y se le dejó la tradicional fortaleza que la marca siempre ofrece en sus vehículos de trabajo.

Pero el escenario ahora es distinto. Ya no son las pick ups grandes, como la Ford F-100, las que dominan el mercado. Ya no es Chevrolet el principal competidor que tiene la marca del óvalo. Y ya no es Ford la que está al tope del ranking de ventas de camionetas.

Las reglas de juego cambiaron en la década pasada con la aparición de las pick ups medianas, principalmente con la llegada de la Toyota Hilux. De hecho, en lo que va del año, el modelo de la marca japonesa ostenta el 53% del mercado del segmento mid-size de camionetas.

Es por eso que el desafío de la Ranger (con el 28% del mercado) es todavía mayor. Este nuevo modelo, fabricado en la planta que la marca tiene en General Pacheco, en la provincia de Buenos Aires, es el resultado de un anuncio de inversión de 500 millones de pesos que Ford había realizado en 2007.

Una parte (270 millones) fue destinada para la producción del nuevo Focus. El resto (230 millones) se usó para esta Ranger.

Lo más destacado entre ambos proyectos es que el desarrollo de la nueva pick up es completamente regional. Dicho de otra manera, todas las nuevas piezas de esta camioneta fueron pensadas y fabricadas en el Mercosur.

El cambio más notorio se aprecia en la trompa, que se modificó por completo. Los faros ahora tienen otro diseño y se integran más con una nueva parrilla de bastones horizontales, que en las versiones altas vienen cromados (en el resto de la gama son de color negro). También cambió su paragolpes, que sigue siendo metálico y lleva integradas las luces rompeniebla. El paquete de novedades se completa con un capot que también estrena diseño.

Los cambios en los laterales son menos perceptibles pero también aparecen. Incorpora nuevos guardabarros, ahora más voluminosos, se modificaron los estribos, cambió las manijas de las puertas y los espejos y hay nuevos diseños de llantas, tanto para las de acero como para las de aleación. En el sector trasero cambiaron los faros.

Lo más destacable de todas estas novedades es que es muy difícil realizar un rediseño en una pick up, ya que su tipo de arquitectura deja muy poco espacio para hacer cambios estéticos. Y en esta Ranger hay muchos.

En cuestiones mecánicas, la nueva Ford Ranger no tiene modificaciones. Por un lado, es una buena noticia, ya que la fortaleza y la robustez de esta camioneta fueron sobradamente probadas a lo largo de sus casi 15 años de presencia en el mercado. Pero por otra parte, deja un gusto a poco que semejante inversión no haya contemplado novedades mecánicas.

Esta pick up mantiene el potente y eficiente motor turbodiésel de 3.0 litros y 163 caballos. En esta generación, Ford pretende darle mayor impulso a la versión naftera, que lleva un propulsor de 2.3 litros y 148 caballos. Quizás lo que le falte a la gama sea un motor Diesel de menor potencia. Se siguen ofreciendo versiones de cabina simple y doble y variantes 4x2 y 4x4.

La novedad de la gama es la versión Super Duty, desarrollada para trabajos extremos, como la minería, y que antes sólo estaba disponible para el mercado de flotas.

En el interior, los cambios son menores si los comparamos con el aspecto exterior. La novedad más importante es la incorporación del equipo My Conection, que permite conectar un teléfono celular vía bluetooth, conectar un iPod o un pen-drive para reproducir música. Este sistema está disponible en las versiones más caras. Por el resto, sólo hay que mencionar el cambio del volante y del tablero de instrumentos.

La nueva Ford Ranger tiene una gama de precios que va desde los $70.000 hasta casi $146.000.

 

 

Contenidos relacionados